¿Es posible un 'Facebookgate' en España?

Extracto del artículo de @jesusmargon en lainformacion.com

“El nuevo reglamento de protección de datos dificultará que suceda algo así”, confirma Borja Adsuara, abogado especializado en privacidad. La razón: exigirá un consentimiento “expreso y específico” para cualquier uso que se haga de los datos.

Más duros en el consentimiento, menos en las excepciones

“En España se está haciendo, aunque no lo sepamos si no hay alguien que lo detecte o una denuncia”, afirma Adsuara. Pero, la puesta en marcha del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que entrará en vigor a finales de mayo de este año, puede hacer más complicado. Y lo puede hacer gracias a una de las medidas que introducen esas nuevas reglas aprobadas en Europa (y que serán traspuestas en España): el consentimiento.
En ese reglamento se ha introducido el matiz: para cualquier uso que se haga de los datos se exige el “consentimiento expreso y específico”. En caso de que no exista, la explotación de toda esa información, en perfiles públicos o privados, será “ilegal”. “En la LOPD, hoy en vigor en España, estaba contemplado más suave y cabían equívocos; por ejemplo en la publicidad se aceptaba un consentimiento tácito”, apunta Adsuara.
Las excepciones, una puerta abierta
Sin embargo, entre los expertos hay reservas importantes con una parte de ese reglamento. Esta normativa se ha endurecido con el consentimiento, pero menos con una de las excepciones.

“Se podrán utilizar sin consentimiento del titular, cuando el empresario perciba un interés legítimo o cuando la administración perciba un interés público”, apunta el abogado. Y es en esos conceptos de “interés legítimo” o “interés público” donde se detecta una laxitud que puede abrir la puerta a otros usos.
El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg / Alessio Jacona

Comentarios

Entradas populares