Las 'mordazas' que vienen (y las que quedan)

Extracto del artículo publicado por @pabloromero en publico.es

¿Una agencia estatal sancionadora contra la LGTBifobia?

Otro ejemplo de propuesta potencialmente limitadora de la libertad de expresión es la que recoge la Proposición de Ley contra la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales, y de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales. Para abreviar, se la conoce como la futura Ley Integral LGTBi.
Este proyecto, presentado por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, recoge demandas históricas de erradicación de situaciones de discriminación, "para asegurar que en el estado español se pueda vivir la diversidad afectiva, sexual y familiar con plena libertad". No obstante, en su articulado, se incluyen preceptos que, de nuevo, pretenden sustraer la figura del juez a la hora de valorar si una expresión es sancionable.
De esta forma, en su artículo 8 prevé la creación de una Agencia Estatal contra la discriminación por orientación sexual, identidad de género, expresión de género y características sexuales con capacidad sancionadora. En este artículo (y en el 91) se recoge que "será competencia de la Agencia Estatal la incoación, de oficio o a instancia de terceros, inspección, instrucción, resolución y ejecución de los expedientes sancionadores dimanantes de las infracciones contenidas en la presente Ley".
En cuanto al régimen sancionador (artículo 94), se recogen multas que van desde 3.000 a 45.000 euros según la gravedad de la infracción. La propuesta recoge como faltas leves, por ejemplo, "proferir, por cualquier medio o procedimiento, expresiones, imágenes o contenidos gráficos de cualquier tipo que sean ofensivas o vejatorias, por razón de orientación sexual, identidad o expresión de género o características sexuales contra las personas LGTBI o sus familias", o "deslucir bienes muebles o inmuebles" por idénticas razones.
Las infracciones graves o muy graves, además de recoger la reincidencia en los casos mencionados, incluyen por ejemplo la difusión de contenido vejatorios "en internet" o que el prestador de servicios no retire "inmediatamente" esos contenidos indeseables.
La pasada semana, el abogado y experto Borja Adsuara volvía a poner el foco en este proyecto de normativa, que calificaba de "nueva ley 'mordaza'" a través de su cuenta de Twitter"En cuestiones de libertad de expresión, lo que no es delito es legal", resume su postura en conversación telefónica con este diario.


La 'ley mordaza' ha suscitado el rechazo de toda la oposición política y la mayoría de los profesionales de la justicia. REUTERS

Comentarios

Entradas populares